¿Puede el Plexiglas detener el COVID?

Cuando la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia de COVID-19 a mediados de marzo, miles de empresas por todo el mundo supieron que necesitaban proteger a sus trabajadores y clientes. Ordenaron el uso de máscaras y colgaron barreras de plástico en cada estación de trabajo donde los clientes interactuaban con los empleados. Estos “escudos” permiten que los clientes y los trabajadores se vean y hablen con facilidad, pero no se preocupen de que les estornuden o les tosan.

Los instalamos casi de inmediato“, dice el gerente de una empresa norteamericana. Y no pasa desapercibido para los trabajadores. “Me hace sentir más segura, sabiendo que trabajo para personas que se preocupan no sólo por la salud de los clientes sino también de los trabajadores“, dice Kayla Stark, una empleada.

Barrera de plexiglas anti covid

Empleada de supermercado utilizando una barrera de Plexiglas contra el Covid-19

Los tabiques de plexiglás parecen estar en todas partes hoy en día: tiendas de comestibles, tintorerías, ventanas de restaurantes, tiendas de descuento y farmacias. Están recomendados por el CDC y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), entre otros.

Debido a COVID-19, el negocio del plexiglás está ahora en auge. Las ventas de plexiglás, y de la marca registrada Plexiglás, aumentaron de dos a tres veces por encima de los 250 millones de dólares en ventas de marzo a mayo de 2019, según las estadísticas suministradas por la Asociación Internacional de Distribución de Plásticos.

¿Qué tan bien funcionan estas barreras?

A pesar de las recomendaciones generalizadas sobre las barreras de plexiglás y su uso generalizado, los expertos afirman que no se ha investigado lo bien que funcionan para frenar la propagación de COVID-19.

Hasta donde yo sé, no existen estudios revisados por pares que evalúen la eficacia de estas barreras“, dice el Dr. Michael Fischman, doctor en medicina ocupacional y ambiental y toxicología en Walnut Creek, California, y profesor clínico de medicina en la Universidad de California en San Francisco. Aún así, dice, “intuitivamente, tiene sentido que la barrera capte grandes gotas y que pueda reducir el riesgo de transmisión”.

Co-escribió una hoja informativa para el Colegio Americano de Medicina Ocupacional y Ambiental sobre el uso de barreras en los lugares de trabajo. “El plexiglás es ventajoso porque está disponible, se trabaja fácilmente, es liso, transparente y fácil de limpiar“, escribió. El plexiglás es más duradero y menos costoso que otras formas de barreras, como el vidrio templado o el policarbonato, dice.

Fischman dice que ve las barreras como “un control de ingeniería razonable” que es un complemento y no un sustituto de las máscaras y el distanciamiento físico.

Es sólo otra capa de protección, y normalmente añadimos esa capa cuando los riesgos aumentan“, dice Denise Bender, directora adjunta del departamento de salud y seguridad ambiental de la Universidad de Washington, Seattle. La universidad ha estado agregando barreras de plexiglás en las áreas de recepción y en la farmacia estudiantil. Las barreras no significan que la gente pueda escatimar en el uso de mascarillas y mantener la distancia social, como es obvio.

Aunque las barreras pueden ayudar a protegerse contra las grandes gotitas que se propagan al toser o estornudar, el coronavirus también puede propagarse a través de gotitas más pequeñas que cuelgan en el aire.

Un experto dice que los protectores de plexiglás funcionan de la misma manera que los protectores faciales. “Las pantallas faciales bloquearán las gotas grandes”, dice el Dr. William Ristenpart, profesor de ingeniería química en la Universidad de California, Davis. De la misma manera, los tabiques de plexiglás “serían menos eficaces contra la transmisión de aerosoles” que la transmisión de gotas. ”

Info: WebMD. Imagenes: Shutterstock

Todos los derechos reservdos. La información que se publica en CurioFeed es contrastada con fuentes que consideramos fiables. Aun así no podemos garantizar que no haya errores tanto en nuestra redacción como en las fuentes que consultamos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te lo pierdas: